Esto es TODO

22 marzo 2009 at 20:57 (Blogs, Internet, Microblogging, Prensa, Radio, Redes sociales, Televisión, Web 2.0)


Durante estos últimos casi tres meses, en este blog hemos podido hacer un repaso, escueto pero ámplio, acerca de todas las posibilidades que nos está otorgando Internet a los ciudadanos de a pie.

Hemos visto cómo los blogs se han hecho un lugar muy importante en la red y han hecho “temblar” a los periódicos de todo el mundo por ser el nuevo método de la gente corriente para informar como ‘semi-periodistas‘, informando incluso con más prontitud que muchos medios de comunicación, quitándoles así el monopolio y la exclusividad de las noticias. También hemos visto al ayudante del blog, el Podcast, que aún lejos de substituir a las emisoras de radio (todo se verá), ha permitido a los internautas emitir también sus propios contenidos sonoros a través de la red a cualquier parte del mundo, aunque, como dijimos, aún lo consideramos un medio potencial que debe desarrollarse mucho más para poder amortizar todas sus posibilidades. Y gran parte de estas dos herramientas virtuales no serían posibles sin la ya comentada ‘sindicación de contenidos‘, o RSS, que nos ha facilitado la faena a los vagos humanos (entre los que me incluyo) para que todos los contenidos que más nos interesan lleguen a nuestro ordenador, sin tener que buscarlos cada vez que queramos consultarlos, lo que ha sido el gran potenciador del Podcásting (y no podemos dejar de mencionar la gran ayuda que ha supuesto poder meter todo eso en nuestro iPod a través de la tecnología iTunes).

A parte de la rápida y eficaz manera que hemos adoptado para distribuir nuestra información a través de la red, Internet nos ha ayudado a estar más cerca unos de otros gracias a las redes sociales, la relativamente nueva manera de mantener el contacto con los nuestros (y a veces no tan nuestros) de forma sencilla y desde cualquier parte del mundo, ya sea compartiendo todo tipo de materiales (como en el caso de Facebook) o con simples frases de como máximo 140 carácteres basadas en nuestros quehaceres diarios, también llamado ‘Microblogging‘.

Sea como sea, Internet ha abierto una nueva era de información que ha cambiado nuestra forma de ver las cosas y también la de los medios de comunicación, que han tomado la ‘web 2.0‘ como una amenaza y les está costando mucho verla como una oportunidad.

Ahora, después de que este blog haya seguido los pasos necesarios para reforzar la asignatura de ‘Nuevos Formatos Digitales‘, impartida en segundo curso de Comunicación Audiovisual en la Universitat Internacional de Catalunya, este blog sigue con el mismo hilo con el que empezó en su primera entrada: viendo y escupiendo sobre la verdadera cara de los medios de comunicación.

Anuncios

Permalink 1 comentario

Con licencia para informar

21 febrero 2009 at 13:21 (Blogs, Internet, Prensa, Radio, Televisión, Web 2.0)

algunas_herramientas_del_periodista_digital
El 11 de septiembre de 2001, a las 8.46 de la mañana, el vuelo 11 de American Airlines, un Boeing 767 con 92 personas a bordo, se incrusta por completo en la Torre Norte del World Trade Center. Los atentados que se fueron sucediendo ese martes negro cambiaron el ritmo mundial por completo en todos los sentidos. Ese día pudimos comprobar que algo había cambiado también en el periodismo: los periodistas no eran los únicos que informaban minuto a minuto ese día.

Ya llevamos varios días rodeando el concepto de ‘Web 2.0‘ y ‘Periodista anónimo‘, examinando el nuevo perfil del periodismo actual, un periodismo que parece tener dos variantes: la profesional y la creíble. ¿No deberían ser la misma cosa? El desprestigio que se ha ganado el periodismo en esta última época y la revolución de Internet han provocado la diferenciación. Los blogs han otorgado a sus usuarios un falso carné de periodista que gana cada vez más adeptos. Nunca podremos encontrar un panorama general de actualidad informativa en un blog particular, pero sí una visión con menos “aditivos” sobre el área más cercana de su autor. Quizá no sepan escoger las palabras más adecuadas y, en algunos casos, podamos encontrar más de una falta de ortografia. No dependen de grandes agencias de noticias ni cogen aviones (almenos no todos) para cubrir un importante evento al otro lado de Europa, pero el público los ha nombrado periodistas por ser más rigurosos, por retratar la realidad sin que nadie la altere por intereses, ni esté vinculado a poderes políticos con conveniencias. Tampoco tienen una cámara Reflex, sólo un teléfono móvil que quizá pueda grabar algún vídeo, pero su público no pide más.

Todo esto lleva a uno de los debates más controvertidos: ¿es el final de la era del papel? Muchos piensan (entre los que me incluyo) que el periódico de la mañana nunca podrá ser substituido por un diario recopilatorio de entradas de blog (y nos venimos a referir al ya bastante conocido The Printed Blog) o un ordenador portátil conectado a la red (¿habrá algún día Wi-Fi por las calles de todas las ciudades y pueblos españoles?).

La ciencia y la información avanzan, pero hay cosas que nunca podrán cambiar. Hablar por hablar.

Permalink 1 comentario